El derecho a un medio ambiente sano, pisoteado

Guillermo Tamborrel

Las y los mexicanos tenemos el derecho a desarrollarnos en un medio ambiente sano tal y como lo señala nuestra Constitución: “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley.” (artículo 4º)

Desgraciadamente pareciera que el gobierno federal en los hechos y desde la perspectiva jurídica no está garantizando dicho derecho sino que está dispuesto a pisotearlo. Ejemplo es la iniciativa presidencial de contrarreforma eléctrica, en la que se privilegia la generación de energía sucia y contaminante sobre la energía limpia y renovable como eólica y solar. Es cierto que la iniciativa propone que la primera energía a utilizar será la hidroeléctrica, que es energía limpia. Sin embargo y mañosamente el Gobierno Federal no menciona que la capacidad de generar este tipo de energía limpia es muy limitada y pareciera que deliberadamente ignora que el agua retenida en las presas es necesaria para otros usos y cuya disposición no puede obedecer a las necesidades energéticas. 

El Tren Maya es otro proyecto que ha sido tan mal diseñado y cuyo proceso de construcción ha sido tal que es sin duda uno de los mayores proyectos ecocidas del mundo. Esto acorde a lo manifestado por expertos de todo tipo de ideologías.

También observamos una ausencia de inversiones acorde a las necesidades nacionales para proteger el medio ambiente como la correcta disposición final de residuos urbanos o para el tratamiento de aguas residuales o para generar y desarrollar una auténtica educación ambiental. Lamentablemente el gobierno federal también se niega a ajustar la normatividad para proteger al ambiente, un ejemplo es el autotrasporte de carga, ya que las normas de calidad de las emisiones son sumamente laxas.

En suma, el gobierno no está en la dinámica, ni tiene la intención, de hacer cumplir el mandato constitucional de proteger al medio ambiente y con ello la salud de las y los mexicanos sino todo lo contrario, está dispuesto a pisotearlo.

Fuente de los Deseos: Ojalá el gobierno federal y legisladores de Morena recapaciten y rechacen acciones y proyectos que dañan al medio ambiente. Ojalá rechacen la absurda iniciativa de contrarreforma eléctrica presentada por el Sr. Presidente (quien ha sido mal informado por la secretaria Rocío Nahle y el director de CFE, Manuel Bartlett). 

Comisionado del CECA

Comentarios